Entradas

Mostrando entradas de julio, 2015

La falta de arte en la política

La política, como cualquier profesión, exige en quien la ejerce un conjunto de cualidades para lograr el éxito y mantenerse en la actividad. Una de ellas es la templanza, que consiste en el control del carácter y de las emociones. Cualquier exteriorización, vía palabra o gestos, debe ser calculada y responder a una estrategia coherente con los objetivos perseguidos. El político debe asumir un rol conforme a las tendencias de sus representados, de sus electores o de su potencial mercado electoral. Así como al ingeniero se le supone ducho en matemáticas, al médico indiferente a la sangre, o al equilibrista amante de las alturas, el político ejerce una profesión que supone vivir permanentemente en una gran obra teatral, -de graves consecuencias para los ciudadanos-, en la que miles o millones de espectadores siguen los diálogos y actitudes de su personaje preferido, siendo la política un verdadero arte: el de generar identificación y confianza.
Por ello extraña que las noticias nos pres…